La Vida De Las Imagenes: Estudios Iconograficos Arte Edad Media PDF

Descubre el libro de La Vida De Las Imagenes: Estudios Iconograficos Arte Edad Media con enmarchaporlobasico.es. Lea el PDF de La Vida De Las Imagenes: Estudios Iconograficos Arte Edad Media en su navegador de forma gratuita. Regístrate y descarga La Vida De Las Imagenes: Estudios Iconograficos Arte Edad Media y otros libros de Fritz Saxl.
Enmarchaporlobasico.es La Vida De Las Imagenes: Estudios Iconograficos Arte Edad Media Image
FECHA
1989
TAMAÑO DEL ARCHIVO
9,18 MB
ISBN
9788420670898

DESCRIPCIÓN

Discípulo de Dvorák en Viena, de Wöllflin en Berlín y de Warburg en Hamburgo, Fritz Saxl (1890-1948) es una de las figuras clave de la historiografía artística contemporánea y, en particular, de la escuela iconográfica. Alumno, colaborador, amigo, y finalmente, heredero espiritual y continuador de la obra emprendida por Aby Warburg, el inspirador del método iconográfico, Fritz Saxl desempeñó un papel decisivo en la organización, orientación y supervivencia material de lo que, a partir de 1921, fecha de su constitución formal, se ha llamado Instituto Warburg. En los casi veinte años en los que el Instituto estuvo bajo su dirección, los más conflictivos, fecundos y apasionantes de su historia, Saxl no sólo supo aglutinar a figuras tan importantes como E. Panofsky, R. Wittkower, E. Wind, o Kurz y E. H. Gombrich, sino llevar a cabo una extraordinaria labor como investigador, conferenciante y publicista. La vida de las imágenes recoge una serie de conferencias de Fritz Saxl que no sólo nos proporcionan el medio más apropiado para valorar su decisiva aportación a la historia del arte, sino que también constituyen un instrumento imprescindible para el conocimiento y comprensión del método iconográfico.
DESCARGAR LEER EN LINEA

Su obra pictórica gira entorno a su vida y sufrimiento además de estar muy influenciada artísticamente por su ... La edad madura. ... Comenzó sus estudios en 1898 en la Escuela de arte, ...

La Edad Media mantuvo la retórica, pero decayó el interés vivo por el arte de hablar. Por eso la retórica perdió su lugar descollante. La dialéctica o arte de la oración concisa, como la llamaba Casiodoro, conservó, en cambio, su valor, por la ayuda que prestaba como arma, en las disputas filosóficas.

LIBROS RELACIONADOS